Europa aprueba ofatumumab para formas recurrentes de Esclerosis Múltiple

Europa aprueba ofatumumab para formas recurrentes de Esclerosis Múltiple

A finales de agosto de 2020 nos hacíamos eco de la aprobación por parte de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, U.S. Food and Drug Administration) de Kesimpta (ofatumumab) como tratamiento de autoadministración para adultos con formas recidivantes de Esclerosis Múltiple.

Antes de que acabase enero el CHMP (Comité de Medicamentos de Uso Humano) de la EMA, Agencia Europea del Medicamento, emitió una opinión positiva y recomendó la concesión de la autorización de comercialización de ofatumumab, de la compañía farmacéutica Novartis, para el tratamiento de pacientes adultos con formas recurrentes de Esclerosis Múltiple con enfermedad activa definida por características clínicas o de imagen.

La semana pasada su compañía creadora señalaba la aprobación por parte de la Comisión Europea de kesimpta (ofatumumab) para el tratamiento de pacientes adultos con formas recurrentes de esclerosis múltiple (EMR) con enfermedad activa definida por características clínicas o de imagen.

Se presenta por parte de la compañía comercializadora como la primera terapia para EM dirigida a las células B que se puede administrar por vía subcutánea con inyección, utilizando un bolígrafo autoinyector una vez al mes.

Kesimpta es un anticuerpo dirigido a la proteína llamada CD20, que se encuentra en la superficie de las células B del sistema inmunitario. Pese a que el mecanismo exacto de acción no es completamente conocido aún, se piensa que Kesimpta actúa disminuyendo la cantidad de células B que impulsan la inflamación dañina en el sistema nervioso y contribuyen al desarrollo de la EM.

La medicación es administrada una vez al mes en una dosis exacta utilizando el bolígrafo autoinyector Sensoready, un procedimiento que puede ser realizado en casa. Esto contrasta con otras terapias dirigidas a las células B utilizadas para la EM, que normalmente se dan en hospitales o centros de tratamientos de infusión.

No se necesita premedicación para tomar Kesimpta. La primera inyección tiene lugar bajo la supervisión de un profesional de la salud. Las primeras dosis son administradas en las semanas cero, uno y dos, antes de pasar a ser inyecciones mensuales.

La compañía, que en su día hizo hincapié en la mayor libertad en la gestión de la enfermedad que ofatumumab puede suponer ("al no ser necesario acudir a un centro de infusión, Kesimpta tiene la capacidad de reducir la carga no solo para los pacientes, sino también para los médicos y el sistema sanitario”) ahora remarca que tiene "un valor añadido para reducir potencialmente los costes médicos asociados a las terapias intravenosas".

Así se ven resultados desde que hace varios años comenzaran los ensayos clínicos del ofatumumab. La investigación es una parte crucial en el avance frente a la Esclerosis Múltiple.

 

Fuente consultada para actualización: Infosalus

Primeras fuentes consultadas:

-Multiple Sclerosis News Today

-Acta sanitaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *