“Optimismo y cautela” ante las últimas noticias sobre el virus Epstein-Barr y la Esclerosis Múltiple

“Optimismo y cautela” ante las últimas noticias sobre el virus Epstein-Barr y la Esclerosis Múltiple

¿Qué implica esta noticia? ¿Una vacuna para el virus Epstein-Barr podría llegar a prevenir la Esclerosis Múltiple? ¿Podrían tratamientos antivirales ayudar a las personas que tienen EM en la actualidad? ¿Si he tenido mononucleosis voy a desarrollar Esclerosis Múltiple?

Estas son algunas de las preguntas que muchas personas se están haciendo después de conocer la reciente publicación (https://www.science.org/content/article/two-decades-soldiers-medical-records-implicate-common-virus-multiple-sclerosis ) y que podemos considerar como una noticia ilusionante, que apunta a que actuar sobre este virus podría llegar a reducir la presencia de la Esclerosis Múltiple en el futuro. No obstante, además del optimismo, es fundamental tomar esta noticia con cautela: aún quedan muchas incógnitas por resolver.

¿Qué sabemos hasta el momento sobre las causas de la Esclerosis Múltiple?

  1. La Esclerosis Múltiple es una enfermedad compleja y de origen desconocido que clásicamente se ha considerado como el resultado de la interacción de uno o varios factores ambientales, que actuarían en las primeras etapas de la vida sobre personas genéticamente predispuestas, generando una activación anómala del sistema inmune que a su vez reaccionaría contra componentes del sistema nervioso central (SNC) produciendo inflamación de la mielina y degeneración axonal-neuronal.
  2. En la búsqueda de la causa de la enfermedad se han estudiado múltiples factores ambientales: la vitamina D y la exposición solar, el hábito tabáquico, el consumo de sal, la microbiota intestinal y también las infecciones por virus.
  3. En estos años se han relacionado múltiples virus como posibles agentes relacionados con la causa y con la posterior evolución de la enfermedad: el virus de Epstein-Barr, el herpesvirus humano 6, el citomegalovirus y los retrovirus endógenos humanos. Con los datos que disponemos hay un cuerpo de evidencias científicas que apoyan, de una u otra manera, el papel de los virus en la Esclerosis Múltiple.

¿Qué aporta este nuevo estudio sobre Epstein-Barr y EM?

Aporta evidencia más sólida sobre algo que ya estaba siendo estudiado desde hace tiempo. En los últimos 30 años se han publicado otros múltiples estudios observacionales, epidemiológicos y experimentales que ya ponían de manifiesto la relación entre el virus Epstein-Barr (EBV) con la Esclerosis Múltiple. En estudios caso-control ya se había visto que la infección por EBV se encuentra prácticamente en todos los pacientes con EM, y se ha observado un incremento de los anticuerpos anti-EBV hasta 5 años antes del inicio de los síntomas de Esclerosis Múltiple.

¿Qué papel juega, por tanto, el virus Epstein-Barr en el desarrollo de la Esclerosis Múltiple?

No está claro. No se puede afirmar que exista una clara relación causa-efecto, puesto que este virus no está presente en las lesiones y en los linfocitos B del líquido cefalorraquídeo de pacientes con la enfermedad. Una hipótesis como conclusión de estos estudios es que podría ejercer un importante papel “gatillo” o desencadenante en esta y otras enfermedades autoinmunes. Debido a la heterogeneidad encontrada en la EM, es posible que en la etiopatogenia de la enfermedad estén implicados múltiples mecanismos y la observación de que la EM ocurre años después de la mononucleosis infecciosa hace pensar que el EBV podría actuar como un factor iniciador del proceso, pero que son necesarios otros eventos para comenzar las manifestaciones clínicas de la enfermedad.

¿Podría una vacuna para el virus Epstein-Barr prevenir de la Esclerosis Múltiple?

Aunque aún no existe una respuesta a esta pregunta y es necesario investigar más, se está barajando que una vacuna del Epstein-Barr pueda tener un efecto directo en la prevención de la enfermedad, dado que se entiende que actuar sobre este “factor desencadenante” podría reducir las posibilidades de desarrollo de la EM y otras enfermedades autoinmunes.

¿Podría un tratamiento antiviral ayudar a las personas que tienen EM actualmente?

Es muy pronto para saberlo. Necesitamos más investigación y más evidencia para conocer en mayor medida la relación entre el desarrollo del virus Epstein-Barr y la Esclerosis Múltiple.

¿Voy a desarrollar Esclerosis Múltiple si he tenido mononucleosis infecciosa?

No tiene por qué. El virus Epstein-Barr es uno de los múltiples factores que participan en el desarrollo de la enfermedad, pero no significa que si tienes este virus vayas a tener EM en el futuro. La clave se encuentra en el otro sentido: Si no has sido infectado por Epstein-Barr, es muy poco probable que desarrolles Esclerosis Múltiple.

¿Es la Esclerosis Múltiple contagiosa?

No, la EM no es contagiosa. Lo que indica el estudio es que la gran mayoría de personas con Esclerosis Múltiple han tenido contacto con el virus Epstein-Barr en algún momento de su vida.

La investigación: clave para despejar todas estas incógnitas.

Aunque esta noticia aporta importantes novedades en el conocimiento sobre el desarrollo de la enfermedad, es necesario seguir trabajando para descubrir las implicaciones que puede tener en la vida de las personas con EM, o en la prevención de la EM.

La investigación, con esta noticia, vuelve a evidenciarse como la única vía para resolver todas las dudas sobre esta enfermedad y encontrar una solución que termine definitivamente con ella.

Fuente: https://www.science.org/content/article/two-decades-soldiers-medical-records-implicate-common-virus-multiple-sclerosis

Noticias anteriores sobre Epstein-Barr y Esclerosis Múltiple: https://esclerosismultiple.com/virus-epstein-barr-aun-en-interrogantes-relacion-esclerosis-multiple/

https://esclerosismultiple.com/modificaciones-adn-virus-epstein-barr-esclerosis-multiple/

27 Responses

  1. Buenos días, relativo a la noticia sobre el VEB, creo que lo mínimo que podrían empezar a realizarnos a todos los afecados por EM sería comprobar en analíticas si tenemos el virus Epstein-Barr, y si éste está activo.

    Creo que esta información sería de gran calado para tener un evidencia mayor.

    Por este motivo, os invito a que si lo creeis oportuno os dirijáis a todos los departamento de Neurología españoles para iniciar cuanto antes este pequeño estudio pero de gran importancia. Gracias.

    1. Eso es lo que han hecho en EEUU, durante 20 años y 10 millones de personas estudiadas. De ahí es de donde de han extraído conclusiones.

    2. La deteccion de anticuerpos de este virus es una de las pruebas que se piden en las analiticas iniciales cuando estudian nuestro caso. Forma parte de la bateria de pruebas.

  2. Yo tuve la mononucleosis antes de ser diagnosticado de EM tendría algo que ver ? Porque no me inocularon una vacuna y si ya no es posible hacer nada porque piensan en confundir a los pacientes. Es posible hacer algo, para mejorar de la EM . ? Gracias

    1. No te inocularon una vacuna porque no hay. Y no nos están confundiendo. Nos están diciendo que hay un estudio importante que relaciona el virus con la enfermedad. A partir de este descubrimiento se seguirá trabajando en esta línea, pero no te están confundiendo porque ni ellos mismos saben qué se puede hacer con esta información.

    1. Yo no tuve mononucleosis, pero si herpes zóster en la cabeza antes del diagnóstico… Así que no se yo esa vacuna si servirá o no pero bueno lo que está claro es que por algo se empieza y ojalá encuentren algo.

      1. Marina, a mí se me reactivó el virus del Herpes Zóster 8 meses antes de que me diagnosticaran EM. La vacuna, depende de lo que quieran, si impedir la propagación del VEB, en cuyo caso en nuestra situación tendría poca importancia, ó buscar qué valor tiene el virus en el afectado por EM, u otro fin.

  3. Pienso que si tienen sospechas de la relación de este virus con esta enfermedad deberían hacernos una analítica para evidenciarlo y sequir la investigación. En mi caso tuve mononucleosis a los 4 años y me hsn diagnosticado E.M a los 52 años.

    1. Eso es lo han estado haciendo durante 20 años y 10 millones de personas en EEEUU. De ahí es de donde se han extraído las conclusiones de este estudio

  4. Gracias por este artículo. Muchas personas se estaban haciendo una idea equivocada con la noticia dado el sensacionalismo de los periódicos (que sólo buscan generar interacción). Ha quedado perfectamente explicado. Un saludo.

  5. Yo nunca lo he pasado o por lo menos que yo me haya dado cuenta de ello. Me diagnosticaron hace 2 años y tengo actualmente 24 años

  6. Cuando diagnosticaron a mi hijo de mononucleosis, a los pocos días empezé a encontrarme muy cansada, agotada y empezó mi primer brote, al hacerme las pruebas, en el análisis salió que había pasado también mononucleosis, falta de vitamina D, y con la resonancia se confirmó que era esclerosis múltiple.
    Siempre pensé que fué a raíz del virus que surgió la enfermedad.

  7. No entiendo el motivo de dar falsas esperanzas a los enfermos, más aún para los que nos han tirado a la cuneta y no tenemos ningún tratamiento, NINGÚN TRATAMIENTO.
    La revista Science no son las noticias de Telecinco (que ha abierto su telediario con la noticia).
    Ayer nos ponen alas y hoy nos las cortan se cuajo.

  8. Pues en mi caso también tuve mononucleosis infecciosa con 20 años y a los 43 me diagnosticaron EM….así que a ver si agilizan las pruebas y analizan esa relación detectada, para poder ayudarnos a los que ya tenemos la enfermedad y prevenir futuros casos.

  9. Un artículo muy interesante, pero en mi caso no he tenido ni el virus ni el herpes y estoy diagnosticada de em desde 2005. Consideronque seria de gran valor hacer como comentan analíticas para saber el porcentaje de pacientes que han pasado el virus o herpes. Gracias

    1. Quizás no hayas tenido constancia de ello pero sí hayas tenido el VEB. En etapas tempranas pasa desapercibido porque los síntomas son iguales a los de un catarro común.

      1. Podria saberse si tuviste o estuviste en contacto con el virus de Epstein Barr, con la determinacion de Anticuerpos IgM ( infeccion reciente), IgG ( infeccion tardia).
        Lo mismo que con Citomegalovirus que en muchas ocasiones se asocia al birus de Epstein Barr

  10. Yo pasé mononucleosis con 23 años y a los 36 me diagnosticaron EM, aunque tenía síntomas desde hacía al menos dos años, hasta que me dio un brote fuerte y ya fue evidente.

    Esto es algo que ya se sospechaba, pero bueno, como dicen varios compañeros, dejemos que sigan investigando y saquen conclusiones más claras. De todas formas, se trataría de un disparador, un detonante, hay que ver qué procesos vienen después. Sí, puede ser un avance, pero ni de lejos para descorchar el champagne.

  11. Rosa Maríae podrias decir q tal te va con él??yo estohy pensando si ponerlo ,he tomado tecfidera y me sentià fàtal,vomitera y mucho dolor de cabeza y ahora con plegridy me producia muchas artralgias, gracias dice:

    Es una noticia muy buena, para los ya afectados creo que no, pero los ganados en edad rebobinaremos años atràs y quizàs encontremos un porque de nuestro estado de salud hace mas de 40 años y donde no se disponía de lo que tenemos ahora, yo lo comento muchas veces, quizás desde una edad muy temprana esté conmigo, carencias era de lo que disponíamos en medios sanitarios, profesionales, analíticas, resonancias, etc…pero si para las nuevas generaciones
    Gracias a la investigación!!!

  12. Es una buena noticia, un paso más pero nada más. Soy persona diagnosticada con una enfermedad similar a la E.M. La “mía” se llama Polirradiculopatia Desmielinizante Inflamatoria Crónica. De igual forma, mi sistema inmune identifica mi mielina como enemigo y la ataca. Desde que fui diagnosticado hace ya años y analizando mi pasado detenidamente siempre he tenido el pensamiento de que esto me ocurrió tras haber sido contagiado de Papiloma Humano (es decir, otro virus herpes). Los virus herpes según parece tienen su membrana exterior muy similar genéticamente a nuestra mielina y cuando nuestro sistema inmune ataca el virus-herpes puede confundir la mielina con virus y a partir de ahí…ya se desencadena el desastre. Aunque se pueda curar los virus herpes o prevenirlos que ya será algo muy bueno, quién va a volver a “reprogramar” el sistema inmunológico de los que ya estamos enfermos para que deje de atacar nuestra mielina?. Como dije al principio, es un pasito solo. Saludos

  13. En general cuando se hacen las analíticas protocolarias en el diagnóstico de la EM, se hace una determinación d anticuerpos para virus sospechosos como el EBV y el de la varicela, qué también puede tener implicaciones .
    Virus JC , sobretodo en pacientes a los que se les va a poner determinados tratamientos .
    Son analíticas que entiendo están en todos los protocolos de pruebas diagnósticas para la E M

  14. La verdad no estoy de acuerdo ya que yo no he pasado el virus de la enfermedad del beso nunca. A lo cual tiene que tener más cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *