Estudio financiado por la National MS Society demuestra que la dieta saludable es buena para el cerebro

Estudio financiado por la National MS Society demuestra que la dieta saludable es buena para el cerebro

Investigadores de un estudio financiado por la National MS Society (asociación de Esclerosis Múltiple de Estados Unidos) demuestran, por primera vez, que comer alimentos más saludables, específicamente aquellos incluidos en la dieta MIND, diseñada para centrarse en la salud cerebral, está asociado a una mayor integridad de los tejidos del cerebro detectada por IRM (imagen por resonancia magnética) entre personas dentro de los 5 años tras ser diagnosticadas con Esclerosis Múltiple (EM).

Este estudio garantiza un seguimiento para confirmar y ampliar los resultados a las personas más tarde en el curso de su EM, pero añade al creciente cuerpo de evidencia que tomar el control de la dieta y nutrición es crucial para mejorar los resultados de personas que viven con Esclerosis Múltiple.

Hay esfuerzos en marcha para conocer cuál es la mejor dieta para las personas con EM y cuál es la diferencia que la dieta marca en el curso de la enfermedad. Este estudio es uno de ellos, que buscaba una asociación entre lo que las personas con EM comen y lo que su escáner cerebral de IRM decía acerca de cómo sus cerebros estaban manejando el daño causado por los ataques inmunes causados por la Esclerosis Múltiple.

Los investigadores (de la Icahn School of Medicine at Mount Sinai, Nueva York, y colegas) examinaron a 185 personas con EM que fueron diagnosticadas dentro de los cinco pasados años. Los participantes respondieron a cuestionarios detallados acerca de la dieta y se sometieron a escáneres de imagen. Los científicos compararon los componentes de las dietas de las personas y los beneficios de aquellas que estaban comiendo más comidas “buenas” (como vegetales de hoja verde, bayas, nueces y pescado) y menos comidas “malas” (como comidas fritas, mantequilla, queso, carne roja y procesada y dulces) definidos por la dieta MIND (Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay).

La dieta MIND se centra en la salud del cerebro y combina aspectos de la dieta Mediterránea y el método dietético para detener la hipertensión (DASH). Estudios sugieren que esta dieta puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzehimer y ayudar a personas de avanzada edad a retener sus funciones cognitivas.

Los investigadores del estudio ‘Dietary factors and MRI metrics in early Multiple Sclerosis’ (I.B. Katz Sand, Kathryn C. Fitzgerald, Yian Gu, Rachel Brandstadter, Claire S. Riley, Korhan Buyukturkoglu, Victoria M. Leavitt, Stephen Krieger, Aaron Miller, Fred Lublin, Sylvia Klineova, Michelle Fabian, and James F. Sumowski) encontraron que aquellos que comían más alimentos saludables de la dieta MIND y menos de los componentes no saludables tendían a tener un tejido cerebral más preservado en el tálamo, una estación difusora crucial en el cerebro.

También notaron que una ingesta más alta de productos lácteos enteros (ricos en grasa) estaban asociados a menos lesiones cerebrales de EM, y que un mayor consumo de ácidos grasos omega-3 de pescado estaba asociado con una integridad estructural más grande en otras áreas del cerebro. No se identificaron más asociaciones para otros alimentos.

Los autores ponen de relieve que este estudio está limitado por el hecho de que se limita a personas con EM reciente y de que solo recoge una fotografía en el tiempo, pero con los fondos de la organización de EM van a seguir este grupo de estudio para determinar si las dietas saludables continúan teniendo beneficios más tarde en el curso de su EM.

En EMFORMA puedes ver contenidos acerca de hábitos de vida saludables, incluidos relacionados con la alimentación: emforma.esclerosismultiple.com.

-Fuente consultada: National MS Society

-Artículo científico original: Multiple Sclerosis and related disorders

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *