Investigadores confirman nueva ruta de desarrollo de un tratamiento para la Esclerosis Múltiple y el asma

Investigadores confirman nueva ruta de desarrollo de un tratamiento para la Esclerosis Múltiple y el asma

Investigadores brasileños que estudian un pez venenoso autóctono han confirmado una nueva ruta de desarrollo de un fármaco para el tratamiento de enfermedades inflamatorias crónicas como la Esclerosis Múltiple y el asma.

El pez sapo venenoso Thalassophryne nattereri contiene un péptido, el TnP, con potencial anti-inflamatorio y anti-alérgico. La confirmación de este potencial ha llegado ahora a través del pez cebra Danio rerio, una popular especie de acuario nativa del sur de Asia que comparte el 70% de su genoma con los humanos y es ampliamente utilizado como modelo animal para ensayos in vivo de fármacos en desarrollo.

Los investigadores probaron el TnP en D. rerio para medir su toxicidad. En poco más de un año su investigación ha mostrado que el péptido es seguro. No causó disfunción cardiaca ni problemas neurológicos en los tests de toxicidad que se realizaron.

El estudio fue llevado a cabo en el Laboratorio Especial para Toxinología Aplicada del Instituto Butantan de Sao Paulo (Brasil) por investigadores afiliados al Centro de Investigación de Toxinas, Respuesta Inmune y Señalización Celular (CeTICS), uno de los centros de Investigación, Innovación y Diseminación (RIDCs) financiados por la Fundación para la Investigación de Sao Paulo  (FAPESP).

Además de probar la seguridad del péptido usado como agente anti-inflamatorio, los resultados refuerzan la importancia del pez D. rerio como un modelo animal alternativo para el desarrollo farmacológico que ahorra tiempo y dinero.

Los ensayos preclínicos son importantes para probar la eficacia (actividad terapéutica) de moléculas in vivo y para evaluar efectos adversos y seguridad. En el descubrimiento de fármacos, el 98% de los compuestos testados en animales son abandonados antes de llegar a la fase clínica.

En su artículo publicado en Toxicology Reports, los investigadores afirman que los péptidos solo representen alrededor de un 2% del mercado farmacológico mundial pero aun así suponen un mercado de 20 mil millones de dólares.

“Los resultados subrayan el amplio índice terapéutico del TnP con dosis seguras y no letales que van desde 1 nM (nanomolar) a 10 μM (micromolar), sin causar neuro o cardiotoxicidad. La baja frecuencia de anormalidades causadas por TnP estuvo asociada con la alta seguridad de la molécula y la capacidad del embrión en desarrollo para procesarlo y eliminarlo. TnP cruzó la barrera hematoencefálica sin perturbar la arquitectura de prosencéfalo, mesencéfalo ni rombencéfalo [las tres principales divisiones en el desarrollo del cerebro]” escriben los autores.

El estudio proviene de la investigación del trabajo de máster de Joao Batista-Filho, supervisado por Monica Lopes Ferreira y Carla Lima da Silva.

El pez cebra ha sido utilizado durante décadas en ensayos de otros países, dice Lopes Ferreira, y añade que Brasil está reduciendo la brecha y que el corto ciclo vital del animal acelera el proceso investigador.

La especie de agua dulce es fácil de manejar, se reproduce rápido, se desarrolla desde huevo a larva en 48-72 horas y alcanza la adultez con solo tres meses de edad. Los embriones de pez cebra son transparentes y, por ejemplo, el efecto de un compuesto en los órganos del animal puede observarse con facilidad.

 

Historia

Lopes Ferreira  y sus colaboradores descubrieron el TnP (T. nattereri peptide) en 2007. Mientras tanto, Lima había estandarizado ensayos de laboratorio para evaluar la Esclerosis Múltiple en roedores. Las dos investigadoras decidieron trabajar juntas para testar la eficacia de TnP en el tratamiento de la enfermedad, a raíz de sus propiedades anti-inflamatorias y anti-alérgicas.

La familia TnP incluye péptidos sintéticos con una secuencia de 13 L-aminoácidos en su estructura primaria. Los productos sintéticos derivados de TnP han sido patentados en al menos nueve países, incluyendo Estados Unidos, India y Japón, así como la Unión Europea. En Brasil, una solicitud de patente ha sido presentada en asociación con la compañía farmacéutica Cristália.

Los estudios realizados por el grupo con ratones entre 2013 y 2015 ya habían demostrado que TnP puede tratar la Esclerosis Múltiple, retrasando el comienzo de los síntomas severos y mejorando los signos clínicos de la enfermedad.

 

Seguridad

En el artículo publicado en Toxicology Reports, los investigadores afirman que la cardiotoxicidad inducida por fármacos es la principal razón de la retirada de medicamentos del mercado. “Por ejemplo, entre 1994 y 2006, el 45% de los fármacos retirados tenían efectos adversos como isquemia cardiaca y arritmogénesis. En esta línea, el pez cebra ha emergido como un organismo modelo para la investigación cardiovascular, útil en la investigación de la función génica y el modelado de muy variados efectos secundarios de fármacos quimioterapéuticos o, particularmente, para el cribado de fármacos candidatos”, apuntan.

Para Batista-Filho el estudio proporciona más evidencias al valor del modelo de pez cebra en la investigación preclínica. “No sustituye a los ratones, pero evita el gasto futuro en moléculas que no son prometedoras o resultan demasiado tóxicas en fases previas”, señaló cuando se le preguntó por las reservas relativas al uso del pez cebra en ensayos en comparación con el uso de roedores.

Abogando por la inversión en ciencia e investigación en Brasil, Batista-Filho afirmó estar encantado con la publicación de su trabajo final de máster en una revista científica. “Estoy entusiasmado”, dijo. “Uno se concentra en hacer una buena investigación, pero la publicación de los resultados es el reconocimiento al duro trabajo del equipo”, concluyó.

-Fuente consultada: News medical

-Artículo científico original: Toxicology reports

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *