Todo lo que te interesa conocer sobre la Vitamina D

Todo lo que te interesa conocer sobre la Vitamina D

¿Qué es la vitamina D? ● ¿Cuál es su relación con la EM? ● La investigación hasta el momento ● ¿Debería estar tomando vitamina D? ● Riesgos

Esclerosis Múltiple y vitamina D
¿Qué es la vitamina D?

La vitamina D es necesaria para que el cuerpo pueda absorber diversos nutrientes, en particular el calcio. Puede ser sintetizada en la piel en respuesta a la radiación UVB del sol, así que a veces se la llama la “vitamina del sol”. Aunque la mayoría es generada a través de la exposición al sol, la vitamina D también se puede encontrar en pequeñas cantidades en el pescado azul, huevos, carne, leche, margarina y algunos cereales y yogures que son “reforzados” con vitamina D. Una carencia de esta vitamina durante la infancia puede causar raquitismo, y en el adulto, debilidad ósea.

¿Cuál es su relación con la EM?

Diversas investigaciones han mostrado que la EM es más frecuente en países lejanos del ecuador. Como estos países también tienen menos luz solar, esto puede influir en los niveles de vitamina D de su población. Este dato ha conducido a algunos científicos a investigar la posible relación entre los niveles de vitamina D y la EM.

La investigación hasta el momento

Entender la relación entre la vitamina D y la EM es el objeto de muchos trabajos de investigación y aunque hay todavía un montón de cuestiones por resolver, cada vez se sabe más y más sobre esta interacción.

  • Embarazo

Algunos estudios han sugerido un sorprendente efecto “mes de nacimiento”, en el que la gente nacida pasado el invierno parece tener un riesgo mayor de desarrollar EM durante su vida, comparada con los nacidos después del verano. Esto podría deberse a la menor exposición de las madres al sol en invierno que en verano.

Otros estudios contradicen esta relación y sugieren que este efecto “mes de nacimiento” solo aparece porque otros factores no han sido correctamente tenidos en cuenta, como variaciones en la tasa de natalidad de la población general.

Las evidencias no son concluyentes y se necesitan más estudios para determinar si los niveles de vitamina D durante el embarazo pueden influir en el riesgo de desarrollar EM durante la vida.

  • Infancia

Una investigación mostró que la falta de vitamina D en la primera infancia o antes del nacimiento podría aumentar el riesgo de desarrollar EM durante la vida. Otros estudios han revelado que las personas que han migrado durante la infancia adoptan el riesgo del país al que se mudan. Pero personas que migran en edad adulta (a partir de los veinte años) mantienen el perfil de riesgo de su país de nacimiento. Un estudio sueco de 2015 mostró que el inicio de la EM a edad temprana estaba significativamente asociado con una menor exposición a la radiación solar durante la adolescencia.

Estos estudios indican que la vitamina D y otros factores ambientales pueden jugar un papel importante para la EM durante la infancia y el desarrollo temprano.

  • Genética

En 2009, unos investigadores de Oxford publicaron un innovador trabajo en el que se identificaba una conexión entre la vitamina D y un gen asociado con la EM. Mostraban que cuando la vitamina D estaba presente la señal del gen era más fuerte, y más débil cuando la vitamina estaba ausente.

Este fue el primer trabajo en EM en mostrar que un factor ambiental puede cambiar el comportamiento de un gen. Esto podría ayudarnos a entender mejor la interacción entre la vitamina D y el riesgo de padecer EM.

Un estudio de 2015 conducido por investigadores de la McGill University de Canadá insinuó causalidad en la conexión. Sugirió que las personas genéticamente predispuestas a tener bajos niveles de vitamina D son más propensas a desarrollar EM. Encontraron cuatro variantes genéticas íntimamente relacionadas con los niveles de vitamina D y mostraron que las personas con esas variantes tenían un riesgo mayor de desarrollar EM.

  • Como tratamiento

Varios estudios han intentado determinar si la ingesta de suplementos de vitamina D puede usarse como tratamiento de los síntomas de la EM. Sin embargo, estos estudios usan distintas dosis y formas de la vitamina, y a menudo no cuentan con un estándar fiable, así que no hay todavía evidencia suficiente de que la aportación extra de vitamina D sea un tratamiento seguro y eficaz contra la EM.

Un estudio finlandés del 2012 analizó a 100 personas con EM remitente recurrente, 66 de los cuales recibieron suplementos de vitamina D además de su tratamiento con interferón beta. Después de 12 meses, aquellos pacientes que recibieron vitamina D tenían menos lesiones, sin embargo los niveles de discapacidad o el número de recaídas experimentadas no habían variado.

Otro estudio de 2012 involucró a 69 pacientes noruegos de EM, y comparó el efecto de la vitamina D3 versus placebo en la tasa de recaída y los niveles de discapacidad. Aunque al final de los dos años del estudio el grupo tratado presentó unos niveles de vitamina D del doble del grupo placebo, no se encontró diferencia entre grupos ni en el número de recaídas ni en el nivel de discapacidad.

En un ensayo clínico fase 2 en Irán, 25 personas con EM remitente recurrente recibieron un suplemento distinto de vitamina D o un placebo. Un estudio australiano de 2011 también usó otra forma de vitamina D, vitamina D2, que no se conoce tan bien como la D3, en 23 pacientes de EM remitente recurrente. Ninguno de estos estudios encontró que esas formas alternativas de vitamina D mejoraran los síntomas de la EM.

Un pequeño estudio estadounidense de 2015 que analizó a 40 personas con EM remitente recurrente desveló un papel para altas dosis de vitamina D en EM. Los participantes en el estudio recibieron un suplemento de 10.400 unidades internacionales (IU) u 800 IU de vitamina D3 diariamente durante 6 meses. Ambas dosis superan la recomendación diaria de 600 IU de vitamina D.

El nivel óptimo de vitamina D en sangre para personas con EM todavía tiene está por determinar, pero el estudio mostró una disminución en algunas de las células del sistema inmune asociadas a la EM en los miembros del grupo de dosis alta (10400 IU). Esto mismo no fue percibido en las personas que tomaron la dosis baja (800 IU).

  • Reparación de la mielina

Un trabajo de 2015 del Centro de Reparación de la Mielina de Cambridge ha mostrado que la vitamina D puede tener un papel en la reparación de la mielina. Investigadores del centro identificaron una interacción entre la proteína receptora de vitamina D y otra proteína, llamada receptor gamma RXR, cuya relación con la reparación de la mielina ya se conocía. Al añadir vitamina D a células cerebrales donde ambas proteínas estaban presentes, la tasa de producción de oligodendrocitos (las células productoras de mielina) se incrementaba en un 80%.

El foco de la investigación en la vitamina D en EM ha sido siempre su deficiencia como factor de riesgo. Este trabajo proporciona evidencias suficientes de que la vitamina D también podría estar involucrada en la regeneración de la mielina una vez la enfermedad ya ha comenzado.

Una prioridad en la investigación

Nos gustaría disponer de más estudios para entender si tomar suplementos de vitamina D podría, con el tiempo, ser un tratamiento seguro y eficaz para combatir la EM. Investigar la aportación extra de vitamina D como un tratamiento modificador de la enfermedad está en el top 10 de nuestras prioridades investigadoras.

La Red de Ensayos Clínicos CTN (Clinical Trials Network) ha establecido un grupo de trabajo cuyo objetivo es abordar este asunto. El CTN es un grupo multidisciplinar de investigadores, expertos en análisis clínicos y pacientes con EM con experiencia individual en diferentes áreas. Trabajarán juntos para plantear nuevas investigaciones y con el objetivo de desarrollar un ensayo clínico que estudie los suplementos de vitamina D en EM.

¿Debería estar tomando vitamina D?

Si usted está preocupado por sus niveles de vitamina D y cree que podría tener algún tipo de déficit, debería consultarlo con su médico de referencia.

La opinión está dividida y actualmente no existen unas líneas claras de actuación sobre cuánta vitamina D necesitamos para mantener un óptimo estado de salud. Aunque la mayoría de gente la obtiene exponiéndose a la luz solar, la cantidad de radiación solar necesaria puede variar dependiendo del tipo de piel.

De acuerdo con el NHS (National Health Service, Reino Unido), la mayoría de gente obtiene suficiente vitamina D de una dieta equilibrada y exposición al sol durante el verano. Sin embargo, recomiendan a las mujeres embarazadas y lactantes y a los menores de cinco años que tomen un suplemento de vitamina D.

Muchas personas con EM toman suplementos de vitamina D y, aunque las investigaciones hasta la fecha apuntan a un papel de la vitamina D en EM, no sabemos si esto se traduce efectivamente a la persona que toma el suplemento. No tenemos pruebas concretas que demuestren que la ingesta de suplementos reducirá el riesgo de desarrollar la enfermedad o si reducirá sus síntomas o su velocidad de progresión. Resulta interesante, por ejemplo, que una reciente revisión de la investigación en suplementación con vitamina D publicada en la revista The Lancet encontró que esta suplementación no aporta beneficios significativos a la salud de personas sanas.

Riesgos

Al comprobar que cada vez se investiga más el papel de la vitamina D en la EM, es fácil encontrar atractivos los suplementos de vitamina D. Pero hay riesgos asociados a la ingesta masiva de vitamina D que deberían ser tomados en consideración.

Uno de los efectos adversos más serios del abuso de la vitamina D es la hipercalcemia – altos niveles de calcio en sangre. Entre las complicaciones asociadas con la hipercalcemia se incluyen, entre otras: cálculos renales y biliares, dolor óseo, náuseas, vómitos, efectos psicológicos y arritmias.

El NHS recomienda a la población que la ingesta de suplementos de vitamina D no exceda las 1000 IU (25 microgramos) al día. La Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria (EFSA, European Food Safety Authority) ha publicado nuevas guías sobre los niveles tolerables de vitamina D, que sugieren que los adultos no deberían sobrepasar las 4000 IU (100 microgramos) diarios ya que no hay garantías de seguridad por encima de este valor.

Si usted está preocupado sobre estos suplementos, debería consultar con su médico de cabecera. Él podrá testar sus niveles de vitamina D, comprobar si es deficitario y proporcionarle consejo.

Fuente: MS Society (Asociación de EM del Reino Unido): https://www.mssociety.org.uk/ms-research/emerging-areas/vitamin-d. Enero 2016...

26 Responses

  1. espero alguna respuesta positiva, la verdad es difícil vivir con estos malestares toda la vida y tengo 41 años, sola, me abandonaron cuando se supo de mi enfermedad
    lo mas difícil para mi es perder la vista de el ojo derecho, soy pintora,
    katya vallarino v

    1. Sol, pero sin que griten las neuronas. y aguante Katya que amargarse encima fortalece solamente a la maldita esclerosis. Los mejores deseos para tu vista.

    2. Hola Katya Vallarino, guao! Que difícil se hace tu situación, yo tengo 38 años, soy médico con 15 años con el diagnóstico, es fácil dar consejos, pero difícil es a veces cumplirlos, lo que te puedo recomendar es que si te deprimes le abres puertas al diagnóstico. Escribi un libro, esta en kindle, te puede dar fue rzas, se llama ” memorias de un condenado: un diagnóstico no es una condena a muerte”

    3. Hola Katya,
      Me veo súper reflejado en ti, a mí me pasó lo mismo, pero un día alguien cercano a mí me regaló una poesía que me cambió la forma de llevar mi malestar y de ir venciendo a la EM. Un año después quise regalar esa poesía a la persona que me la dedicó, pero esta vez en forma de canción. Aquí te dejo el enlace por si puede ayudarte en algo http://youtu.be/9kUWqgdPO38
      Yo llevo 3 meses tomando vitamina D por iniciativa de mi neuróloga, ya que en mi analítica se presenciaba un déficit de ella. De su eficacia todavía no puedo decir nada, ya que me encuentro igual.
      Un saludo y ánimo
      Santi

    4. Hola Katya, me identifico contigo, con el mismo diagnóstico y también me dejaron. Todos los médicos dicen lo mismo, no hay cura, y el panorama no es nada alentador, pero hay alguien que te dice que por su llaga fuiste sanada! Sólo debes creerlo. Dios no manda males, ni nos manda pruebas para ver de qué estamos hechos, imagínate a un Dios de amor pensando como fregarnos la existencia? Noooo claro que no!! Mi mamá dice que Dios me dé resignación…. Y Yo digo que No! Él ya hizo lo que tenía que hacer, ya me sanó, me prosperó me dio larga vida, me redimió….. Con su sacrificio perfecto! Él dice: Amado yo deseo que seas prosperado y que tengas salud así como prospera tú alma! Te recomiendo escuches el tema “El derecho legal a la sanidad” en youtube… Saludos y Dios te bendice!

    5. Tengo una prima y una pareja con EM. Mi prima lleva a cabo un tratamiento con vitamina D, ella está encantada. Mi pareja lleva a cabo el protocolo de la Dr. Whals, y el año pasado fue la primera vez sin recaída, ya puede trabajar – medio tiempo, pero antes nada – y a veces hasta hace horas extras.
      Este año casi me diagnostican Artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune (seguimos en la búsqueda). Los médicos han probado con darme 20 000 UI semanal, y la verdad es que los dolores han menguado.
      Me voy a arriesgar a tomar 10 000 IU diarias por un periodo a ver si logro recuperar del todo el movimiento de manos y pies.
      Anda a Youtube, y escribe Dr. Wahls y también busca Protocolo de la vitamina D.
      No te des por vencida…mejorarás. Lo veo en mi prima y en mi pareja.
      Una alimentación sana siempre trae beneficios.

  2. Hola buenas tarsdes, llevo unos 08 meses aproximadamente con la enfermedad diagnosticada. En un principio en el primer brote que perdi sensibilidad me hablaban de una desmiielenización de la medula sin darle más importancia. tras pasar un año y ponerme en las manos de una persona profesional. Me diagnostica Esclerosis multiple recurrente remitente. Me hace una serie de preguntas y resulta que hace un periodo de tiempo de 10 años, sufrí un brote en el que perdí la sensibilidad de cintura para bajo a la que ningun médico le dio importancia.Estoy tomando Tecfidera una pastilla por la mañana y otra por la noche. Moralmente no me quiero comer la cabeza, porque si me la como me vengo abajo. Estoy casado y tengo una hija de 12 años a la que me gustaría ver crecer, y resulta que me vienen preguntas a mi cabeza que creo que nadie tiene la respuesta. Puedo decir que trabajo, hago todo el deporte que puedo porque noto que me viene genial y el cuerpo me lo agradece, también monto a caballo.
    Decir que mi mano izquierda no está al cien por cien, que mi espalda se entumece si estoy más de 07 horas en la cama, o no hago deporte y, poco más. esta narrativa no se si ayudará a alguien a mi personalmente me a servido para desaogarme.
    un saludo y gracias.

    1. Hola Ramón, Animo, yo tengo un niño con 13, tenemos que verlos durante muchos años. Yo tengo la enfermedad desde hace 20 años tengo recurrente remitente, y con mis pequeños brotes aquí estoy, firmaría otros 20 años así. Lo peor que llevo es tener que pincharme pero bueno… no se como estaré mañana, pero eso mañana se verá. a disfrutar lo que se pueda, y paciencia que entramos en la preadolescencia eso si que tiene guasa…

      un saludo

    2. Hablar de ésto es muy bueno para nosotros, encontrar a alguien que entienda de lo que le hablas es lo más maravilloso que nos puede suceder.
      He leído sus comentarios en este espacio y debo decir que sin lugar a dudas los comprendo, he pasado las mismas situaciones y gracias a Dios he encontrado en Él la fuerza para no derrumbarme.
      Un gran saludo a todos desde Mérida, México.

  3. Hola, hace 18 años , que me la diagnosticaron. He tenido varios brotes, los mas fuertes, en Cataluña. Hace casi 11 años, que me mudé la las islas Canarias, y desde que vivo aquí, los brotes, han sido cada vez mas suaves, ya hace 6 años , que no me pinchan interferon , y que se puede decir, que puedo estar mas tranquila. creo que la influencia del sol, y una climatología mas cálida, han sido beneficiosas

    1. Soy tambien de Canarias y tomo tecdifera y voy a seguir con vit .d hago deporte y fui dx hace 22 años sigo trabajando con mucha voluntad y he ensayado cada 5 m cosas diferentes y por ahora gracias a Dios me mantengo un saludo.

  4. Buenas,

    enhorabuena por la forma en que exponéis los avances científicos. Yo investigo sobre esta enfermedad desde hace más de 10 años y he visto avances muy importantes en el conocimiento de las bases biológicas de la misma. Concretamente, nuestro grupo pidió financiación para un proyecto sobre vitamina D y EM a una fundación privada sin éxito, pero en el futuro más cercano posible, volveremos a intentarlo. Era un estudio multidisciplinar entre nefrólogos (el riñón es un órgano importante para el metabolismo de la vitamina D), neurólogos y nosotros (biólogos).

    ¡Ánimo!

  5. Tienes razón adriana. El protocolo del Dr Cícero es efectivo aunque los organismos oficiales no esten seguros, tal vez por las presiones de los laboratorios a los que se les puede acabar el chollo

    1. Hola Katya, me identifico contigo, con el mismo diagnóstico y también me dejaron. Todos los médicos dicen lo mismo, no hay cura, y el panorama no es nada alentador, pero hay alguien que te dice que por su llaga fuiste sanada! Sólo debes creerlo. Dios no manda males, ni nos manda pruebas para ver de qué estamos hechos, imagínate a un Dios de amor pensando como fregarnos la existencia? Noooo claro que no!! Mi mamá dice que Dios me dé resignación…. Y Yo digo que No! Él ya hizo lo que tenía que hacer, ya me sanó, me prosperó me dio larga vida, me redimió….. Con su sacrificio perfecto! Él dice: Amado yo deseo que seas prosperado y que tengas salud así como prospera tú alma! Te recomiendo escuches el tema “El derecho legal a la sanidad” en youtube… Saludos y Dios te bendice!

  6. Soy afectada de esclerosis múltiple desde 2003 entonces era la remitente recurrente,ahora me euncuentro con las de fases secundarias progresiva, ya no trabajo , la EM ha ido a más. Sabemos que la vitamina D la podemos coge del sol, pero el sol para la EM es un enemigo, que no se a vosotros, pero a mi el sol me produce una fatiga brutal. Así veo por mi que la vitamina D del sol no puede benificiarme porque no puedo aguantar el calor

    l

  7. Hola katya ánimo, a mi también me dejaron, las circunstancias son diferentes (me imagino). Lo que te puedo decir es lo que me dijo una psicóloga cuando recien me diagnosticaron, ” todo lo bueno o lo malo que nos pasa, nos sirve para algo, aunque de repente no lo veamos así”

  8. No me entra en la cabeza todo esto relacionado con la vitamina d y la esclerosis multiple. Ya hay varios medicos por todo el planeta que estan usando la vitamina d3 como farmaco en altas dosis para hacer que la enfermedad remita y que no se produzcan mas brotes. ¿por que la gente que hace estos estudios no van directamente a contactar con estos neurologos? Mucha gente lleva ya mas de 5 años tomando altas dosis de esta vitamina con resultados realmente buenos, sin efectos secundarios. ¿por qué en lugar de ir directamente a estos medicos siguen haciendo pruebas con dosis minusculas que no aportan nada? Se estan dando casos de gente que recupera totalmente su coordinación, su equilibrio y cuando les hacen resonancias las lesiones estan desapareciendo!!! Pero no lugar de eso los medicos “normales” siguen sin hacer ni un misero analisis de la vitamina d3 de sus pacientes con esclerosis multiple. ¿que ocurre entonces? igual es que tenemos a las indusctrias farmaceuticas por detras que prefieren seguir vendiendo sus productos que suponen un costo anual de 20000 euros por paciente en vez de utilizar una vitamina que se vende por una irrisoria cantidad en comparación con estos y que resulta que es mucho mas eficaz que sus farmacos milagrosos. Además no solo se esta utilizando en enfermos con esclerosis multiple remitente sino que tambien funciona en enfermos con primaria o secundaria progresiva asi como otras enfermedades inmunologicas.

    1. Hola me gustaría saber mas de tu experiencia me puedes escribir a clarybell arroba hoy mail compor favor

    2. Muy simple, porque cada organismo/paciente es distinto a otro. No todos los que padecen EM tienen déficit de vitamina D, además hay que hacer los debidos exámenes para ver los niveles en el organismo de esa vitamina ya que una dosis más alta puede tener efectos nefastos para el paciente. No es una panacea la vitamina D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *