Una prueba olfativa podría predecir la eficacia de los tratamientos de Esclerosis Múltiple

Una prueba olfativa podría predecir la eficacia de los tratamientos de Esclerosis Múltiple

Un estudio reciente indica que una prueba olfativa relativa a la medida de la sensibilidad podría servir para detectar si los tratamientos para la Esclerosis Múltiple (EM) funcionan o no.

Los científicos señalaron que los resultados deben ser validados mediante estudios adicionales, pero dijeron que los hallazgos sugieren que una prueba olfativa supone “un biomarcador útil” para la eficacia de las terapias contra la Esclerosis Múltiple.

El uso de una prueba olfativa es “especialmente atractivo desde una perspectiva práctica, ya que la prueba es barata, fácil, consume apenas 10 minutos y es bien tolerada por los pacientes“, escribió el equipo, señalando que las posibles pruebas podrían tener “un valor pronóstico significativo“.

El estudio, “El umbral olfativo predice la respuesta al tratamiento en la esclerosis múltiple recidivante”, se publicó en la revista Multiple Sclerosis Journal.

Necesidad urgente de biomarcadores

Para la mayoría de las personas que padecen esta enfermedad neurodegenerativa, la Esclerosis Múltiple se caracteriza por las recaídas, es decir, momentos en los que los antiguos síntomas empeoran rápidamente o en los que aparecen nuevos síntomas de forma repentina. Existen numerosos tratamientos modificadores de la enfermedad (TME) para la EM que demostraron disminuir el riesgo de recaídas y retrasar la acumulación de discapacidad.

Sin embargo, aunque estos tratamientos modificadores de la enfermedad demuestran su eficacia general en los ensayos clínicos, cada paciente es único y cada persona puede responder o no a un tratamiento determinado. En la actualidad, no hay una forma fácil de saber si un paciente está respondiendo al tratamiento, aparte de esperar a ver si la enfermedad empeora.

Hay una necesidad urgente de biomarcadores que permitan una evaluación fiable y fácil del impacto de las intervenciones terapéuticas, que idealmente indiquen no sólo la ausencia de signos de actividad de la enfermedad, sino un cambio positivo“, escribieron los investigadores.

Ahora, un equipo de científicos de Austria estudió si el umbral olfativo (OT) podría ser útil para este fin. El umbral olfativo es básicamente una prueba de la sensibilidad de la nariz de una persona a los olores: un umbral olfativo más alto indica que la nariz de una persona puede detectar cantidades más pequeñas de un odorante (una sustancia olorosa).

En particular, se demostró que la OT empeora en los pacientes con Esclerosis Múltiple durante los momentos de inflamación activa en el cerebro, pero la medida no suele verse afectada en las personas con EM cuya enfermedad es estable.

123 personas con Esclerosis Múltiple

En el estudio participaron 123 personas con EM  que empezaban a tomar un nuevo tratamiento modificador de la enfermedad (DMT) por primera vez. La prueba olfativa se realizó en  tres momentos: al inicio del estudio, conocido como línea de base, y después de tres meses y un año.

La OT se midió con la prueba “Sniffin’ Sticks”, que consiste en dar a un participante tres palos de aspecto idéntico, y hacer que identifique el que está mezclado con n-butanol, una sustancia que tiene un olor áspero, similar al del plátano. Se utilizan diferentes palos con distintas cantidades de odorante para identificar el umbral en el que los participantes ya no pueden oler de forma fiable la diferencia, lo que permite calcular la OT.

A lo largo del estudio, algo menos de la mitad (48%) de los pacientes tuvieron una recaída. Las puntuaciones de OT fueron significativamente más bajas (peores) entre los pacientes que recayeron al inicio del estudio (4,75 frente a 6,75), y también después de tres meses (4,50 frente a 7,38) y un año (5,75 frente a 7,5).

También cabe destacar que, en los tres primeros meses del estudio, la mediana de las puntuaciones de OT disminuyó, en 0,25 puntos, entre los pacientes que recayeron. Por el contrario, en los pacientes que no recayeron, la mediana de las puntuaciones de OT aumentó en 0,5 puntos durante los tres primeros meses.

Análisis estadísticos

Los análisis estadísticos de la prueba olfavita demostraron que las puntuaciones de OT al inicio del estudio y a los tres meses y al año podían diferenciar significativamente el riesgo de recaída de los pacientes. El cambio en las puntuaciones de OT durante los tres primeros meses del estudio también fue significativamente predictivo del riesgo de recaída.

Las puntuaciones más altas de OT evaluadas al inicio… así como durante el primer año de DMT… se asociaron de forma independiente con una disminución del riesgo de recaída, con la asociación más fuerte encontrada en [el tercer mes]“, escribieron los investigadores.

El factor de predicción más potente fue la OT a los tres meses del inicio de la terapia: los pacientes con una puntuación de OT superior a 6,5 en ese momento tenían un 90% menos de probabilidades de sufrir una recaída a lo largo del año de estudio. Del mismo modo, un aumento de la puntuación de OT de al menos 0,5 durante los tres primeros meses se asoció a una reducción del riesgo de recaída de aproximadamente el 90%.

El riesgo de recaída se redujo casi 10 veces por cada punto de mejora” en las evaluaciones olfativas”, escribieron los investigadores.

Fuentes del estudio

Aunque las puntuaciones de estas pruebas olfativas a los tres meses y al año también se asociaron de forma significativa con las lesiones cerebrales, la actividad clínica de la enfermedad y las pruebas de actividad de la enfermedad -recaída y/o progresión de la discapacidad-, los investigadores señalaron que la precisión de la predicción basada en la OT era “notablemente inferior” para identificar la progresión de la discapacidad.

La predicción de la respuesta a la DMT sigue siendo uno de los mayores retos en el manejo de los pacientes con EM [recidivante], ya que es la clave para adaptar el tratamiento según la actividad individual de la enfermedad. En este caso, demostramos que la OT es un predictor independiente de la respuesta a la DMT definida por la ausencia de recaídas“, concluyeron los investigadores.

El equipo advirtió que se trata de un estudio único y relativamente pequeño, y señaló la necesidad de realizar más investigaciones para validar sus hallazgos.

Fuente: https://multiplesclerosisnewstoday.com/news-posts/2022/03/22/smell-test-might-help-predict-whether-ms-treatments-work/

Estudio: https://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/13524585221079744?journalCode=msja&

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *