Mantener una relación fuerte pese a la EM

Mantener una relación fuerte pese a la EM

La Esclerosis Múltiple es un intruso implacable que irrumpe en nuestras vidas e invade nuestras relaciones, dañándolas tan rápido que ni siquiera nos damos cuenta. La EM es impredecible, desde síntomas que cambian cada día al miedo que sentimos cuando pensamos en el futuro.
La EM pone a prueba lo que consideramos normal y exige esfuerzos adicionales a cualquier matrimonio, unión o amistad. Cuando los afectados, y sus parejas se enfrentan a la EM deben crear una nueva “normalidad”, lo que puede suponer adaptarse a una gran cantidad de cambios.
Aunque la EM puede interponerse entre dos personas, también puede unirlas aún más. Recuerda: vuestra relación no tiene por qué girar en torno a la EM. Con cuatro ideas sencillas podrás fortalecer cualquier relación y mantener a la EM en su sitio.

1. Busca el equilibrio

Cuando la EM te pilla por sorpresa, tu vida cambia radicalmente, y no es tu culpa. Mientras que tú debes afrontar los síntomas físicos de la EM, tú y tu pareja debéis enfrentaros al impacto emocional y económico de la enfermedad. Con algo de tiempo os acostumbraréis a una vida en constante cambio, pero en el camino no debes olvidar quién eres como persona. No dejes que la EM se convierta en el foco de la relación. Y sí, puedes tenerle rencor a esta enfermedad traicionera que priva de independencia, pero intenta que ese resentimiento no se dirija a la persona con EM.

2. Comunícate con tu pareja

A no ser que seas telépata, recuerda que no os podéis leer la mente. Comparte con tu pareja lo que piensas y sientes, y evita la tentación de esconder bajo una coraza tus preocupaciones y miedos. Y esto es válido para ambos. Ábrete y trabajad juntos como equipo para encontrar soluciones o, simplemente, para acompañaros en la empatía y apoyo.
Si estás experimentando alguno de los síntomas de la depresión, díselo a tu pareja, pues puede que no reconozca las señales. Si necesitas más ayuda, pídela. Si estás demasiado anclado/a en el cuidado de tu ser querido, intentad disfrutar de aficiones o temas que tengáis en común. Pero, lo más importante, comunícate con tu pareja y esa sensación de aislamiento que podáis tener de vez en cuando desaparecerá.

3. Valora a tu pareja

No caigáis en la trampa de darlo todo por sentado. Solo porque tu pareja siempre se encargue de la compra, de cortar el césped o de hacer la colada, no significa que no tengas que decir de vez en cuando lo mucho que se lo agradeces. Cuando tu pareja con EM hace un esfuerzo adicional para ayudar con las tareas del hogar, hazle saber lo mucho que eso significa para ti. Un “gracias” sincero puede llegar muy lejos.

4. Sed románticos

Sin romanticismo bien podríais ser compañeros de piso. No hace falta que hagáis planes demasiado elaborados, los gestos de cariño se pueden encontrar en los actos más sencillos. Abrazos y besos cuando menos se lo esperan, una caricia, un “te quiero”. Acurrúcate con tu pareja en el sofá, encended unas velas, música romántica de fondo… ya sabes cómo sigue.

Fuente: http://www.healthcentral.com/multiple-sclerosis/c/19065/174704/relationship-ms

4 Responses

  1. Me puedo contagiar por saliba o sangre de esclerosis múltiple?
    Si vivo con un afectado de EM

    1. Si no sabes que es información hay en todos lados, ahórrate las preguntas tontas. Afectada de E. M. MADRE DE DOS HIJOS SANOS UNO DE ELLOS YA NACIÓ CUANDO TENÍA LA ENFERMEDAD. creo que eso responde a tu pregunta. Por cierto no es tampoco genético mañana puede que tu también estés en ella no tiene prioridades

  2. buenas tardes, me llano j… me acabno de nterar que mi pareja tiene EM 🙁 y me apena mucho por que me dijo que ha sido diagnosticada ace 1 año aproximadamente, pero no quiere hacerse tratar no se lo contó ni a sus padres solo ami, llevamos medio año de relación debo decir que incluso ants de saber sobre lo que la aqueja sentía y siento mucho mucho peor mucho vivir con ella.
    necesito ayuda asesoria porfavor si alquien puede comunicarse con migo, soy de Peru. necesito consejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *