Una causa genética para la Esclerosis Múltiple

Una causa genética para la Esclerosis Múltiple

Una mutación en el gen NR1H3 incrementa un 70% el riesgo de desarrollar Esclerosis Múltiple, según describe hoy en la revista Neuron un equipo de la Universidad de Columbia Británica en Vancouver (Canadá).

Hemos encontrado la primera mutación que podemos decir que causa la enfermedad”, responde el investigador catalán Carles Vilariño-Güell, coordinador del estudio.

Hasta ahora se habían identificado un medio centenar de variantes asociadas con la enfermedad mediante estudios de asociación del genoma, pero éstas solo aumentaban el riesgo de enfermar entre el 0,11% y el 0,3%. Este nuevo trabajo incrementa la predisposición hasta un 70%, lo que supone un incremento del 700% respecto a las anteriores.

El estudio

Los autores del trabajo han descrito la alteración genética en siete pacientes con Esclerosis Múltiple y antecedentes familiares (de primer y/o segundo grado), en los que la enfermedad apareció a los 34 años y de forma progresiva, que es la forma de EM menos frecuente afectando alrededor del 15% del total.

Al menos en estas familias la enfermedad es monogénica al deberse solo a esta mutación”, afirma sobre su hallazgo Vilariño-Güell.

Información valiosa

A pesar de poco frecuente, la mutación puede aportar información “muy valiosa” para estudiar la enfermedad y nuevos tratamientos, valora Pablo Villoslada, responsable del grupo de patogenética y nuevas terapias en Esclerosis Múltiple del IDIBAPS, que no ha participado en el estudio.

En este sentido la enfermedad de alzhéimer es un caso paradigmático, coinciden Villoslada y Vilariño-Güell. En esta demencia las formas hereditarias y menos comunes han contribuido a conocer los procesos biológicos que guían el desarrollo de una enfermedad, que también presenta otras manifestaciones más frecuentes y masivas.

La diana: NR1H3

El equipo de científicos ha revisado el material genético de 2.000 familias de una base de datos canadiense para el estudio de la susceptibilidad genética a la Esclerosis Múltiple.

La mutación descrita en el gen NR1H3 se encuentra en el punto de interacción de dos proteínas que no pueden juntarse y activar la transcripción de ADN. Esto les impide llevar a cabo su función que está en la ruta de la vitamina D –clave para que el sistema inmune funcione bien–.

Este error tienen consecuencias en el sistema nervioso, que está ligeramente mal regulado. Además NR1H3 activa genes que detienen la respuesta inflamatoria después que un daño –una infección, por ejemplo– se haya arreglado, pero con la alteración es incapaz. Esto hace que la inflamación continúe y ataque otras zonas que no debería pisar.

Los investigadores han reproducido la enfermedad en ratones, a los que les han introducido la mutación inhibiendo el gen que contiene la alteración en humanos. Los roedores han tenido problemas neurológicos y una reducción de la producción de mielina, que contribuye a la trasmisión de impulsos nerviosos. Este hallazgo podría suponer una nueva vía para desarrollar tratamientos en el futuro.

Buena noticia sí, pero con cautela

Por su parte, el Dr. Xavier Montalban, director del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (CEEM) y jefe del Servicio de Neurología-Neuroinmunología del Hospital Universitario Vall d'Hebron, ha señalado que se trata de un estudio realizado en unas familias determinadas con alta prevalencia de Esclerosis Múltiple progresiva (el tipo de EM menos frecuente) y que, por primera vez, ha relacionado directamente una alteración genética específica con la enfermedad, en estas familias en concreto.

Montalban ha destacado que el estudio, que aprovecha los recursos que la tecnología proporciona actualmente a la investigación, de momento no tiene una aplicación directa ni generalizada en todos los casos de EM, pero que es importante porque puede abrir las puertas al descubrimiento de nuevas vías terapéuticas y nuevos genes implicados en determinados grupos de personas afectadas por la enfermedad. Habrá, pues, que profundizar en la investigación de este gen en más familias, así como continuar investigando la carga genética y la incidencia de los factores ambientales en Esclerosis Múltiple.

 

Fuentes:

 

¿Te gusta esta noticia? Entra en www.eme1.es y contribuye directamente a financiar nuevos proyectos de investigación de Esclerosis Múltiple. Juntos, ¡llegaremos más lejos!

>> ¡QUIERO APOYAR LA INVESTIGACIÓN! <<

One Response

  1. Buen día nos juntaría formar parte de la investigación mi madre tiene esclerosis múltiple y quiere formar parte de investigaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *